Diferencias entre un despido procedente y uno improcedente

947 22 07 60
Diferencias entre un despido procedente y uno improcedente

Cuando tu empresa te confirma que no cuenta más contigo puede que una de tus preocupaciones sea la  indemnización por despido en Burgos. No todos los despidos son iguales y dependiendo de ello, en cada uno tienes una serie de derechos y obligaciones.

El despido procedente se produce cuando el empresario alega causas justificadas para llevarlo a cabo y da derecho a 20 días de indemnización por año trabajado. Las razones pueden ser diversas como la ineptitud del trabajador, el absentismo laboral, la disminución del rendimiento o la desobediencia.

Sin embargo, un despido improcedente se produce cuando no se aportan causas justificadas, es decir, que éstas no se pueden demostrar o que son falsas. Al trabajador le tiene que ser abonada una indemnización de 33 días con un máximo de 24 mensualidades. En caso de que no estés de acuerdo con este despido tienes 20 días legales para denunciarlo ante el Tribunal Social. El juez será quien dictamine si el despido es procedente o no basándose en las pruebas presentadas. En Alejandro Suárez Abogados somos expertos en este tipo de cuestiones legales.

Debido a la reciente reforma laboral cada vez hay más dudas acerca de la indemnización por despido en Burgos. A partir de ahora, los empresarios no están obligados a pagar los salarios de tramitación. Es por esto que siempre se van a decantar por el despido procedente y si el trabajador no le denuncia salen ganando. En el caso de que lo hagan y se declare improcedente, tampoco.

haz clic para copiar mailmail copiado